Grupo de Apoyo de Embarazadas: Aliviando los miedos y expandiendo el conocimiento acerca del embarazo a través de la educación y comunidad

Por Linsey Curro & Lydia Caldera

IMG_1196Debido a las barreras para los métodos de planificación familiar y hábitos culturales, todavía es muy común en Nicaragua que las mujeres tengan embarazos no planeados, poco conocimiento de cómo su bebé se está desarrollando durante cada trimestre y que desconozcan que lo que una madre come puede afectar su salud personal y la salud de su hijo.

La mayoría de las noticias en las comunidades nicaragüenses se propaga de boca en boca. Desde las primerizas hasta las tres-veces madres, e incluso mujeres jóvenes que aún no están embarazadas vienen al Grupo de Apoyo de Embarazadas en la Clínica El Samaritano en Nejapa por invitación de otra madre que está en la clase o que acaba de terminar su asistencia al grupo y tuvo a su bebé. ¡Todas ellas vienen porque les encanta! Ellas adoran conocerse unas a otras, aprender acerca de tantos temas interesantes del embarazo que nunca antes habían oído, y hacer actividades grupales divertidas juntas, como el yoga.

Ana_Correa_support_group_2016_LHC_14edwebAna Correa, que a sus 21 años es madre de tres niños, vino porque una amiga que ya había participado en el grupo dos veces le dijo que se divertiría mucho. Así que ¡ella fue!

“La experiencia fue maravillosa”, nos dijo Ana. “Aprendí tantas cosas que nunca antes había imaginado, incluso después de haber estado embarazada dos veces. Aprendí acerca de los posibles problemas que las mujeres embarazadas podrían tener y por qué necesitamos orinar tan seguido. Lo que me sorprendió más fue cuando una psicóloga nos dijo que algunas madres tienen depresión postparto. Yo nunca pensé que eso pudiera pasar, pero ella nos explicó acerca de las muchas razones y factores involucrados en esto.”

Al inicio de cada curso no todas las mujeres se conocen, pero para el final ellas ya son amigas cercanas.

“Ahora que tuve a mi bebé extraño reunirme con las mujeres”, dijo Ana. “Se sintió bien compartir acerca de nuestras experiencias de parto con las nuevas mamas y siempre disfrutábamos haciendo yoga juntas.”

Dalia_support_group_2016_LHC_1ed
Dalia Mairena González, de 31 años y mamá de dos niños, asistió al grupo de apoyo al mismo tiempo que Ana, sin perderse casi ni una sesión.

“Me gustó ir al grupo”, dijo Dalia. “Ellos nos enseñaron cómo cuidar de nosotras durante el embarazo y seguí yendo a las sesiones porque quería aprender más. Aprendí acerca de nutrición adecuada durante el embarazo y qué alimentos son ricos en ácido fólico, como lechuga, tomates, aguacates y pepinos.”

Ya que Dalia cocina para su familia, fue fácil para ella hacer los cambios necesarios en su dieta. Su hijo de nueve años, Bryan, incluso dijo que le gustó el cambio en la comida también.

“Me sentí mucho mejor preparada para este parto que en mi primer embarazo con Bryan”, dijo Dalia.

“Cuando di a luz a mi primer hijo la anestesia no funcionó y sentí mucho dolor, así que estaba realmente nerviosa y con miedo de una segunda cesárea. Durante una sesión del grupo hablamos acerca de las cesáreas y me ayudó a superar mis miedos.”

Durante el último mes de los embarazos de ambas, Ana y Dalia, ellas estuvieron hospitalizadas la semana previa a sus cesáreas programadas. Ana tenía una infección renal y diarrea, y Dalia tenía estaba anémica.

Afortunadamente, ambas madres y sus niñas están en casa ahora, saludables y felices.

“A Brittany le gusta dormir mucho durante el día y tiene mucha energía en las noches”, nos dijo una cansada Dalia.

Desde el inicio de los tres grupos de apoyo que hemos tenido en la Clínica El Samaritano en Nejapa, más y más pacientes están visitando la clínica para chequeos regulares y participando en los grupos de apoyo de forma semanal.

Estamos muy agradecidos con Ruth, Kathryn y las Consejeras de Nejapa, que han caminado junto con estas mujeres para enseñarles acerca del embarazo y parto, y darles un lugar para construir relaciones con sus compañeras.

 

No comments yet.

Leave a Reply